sábado, 5 de agosto de 2017

Los pacíficos


Anunciar una manifa que no tenga ISBN se penará con cárcel: ¿pero no habíamos quedado en que las manifas son folclore miraquelindo para anarcohippies y comeflores? Hacer una sentada ante la policía será considerado un ataque a la autoridad: ¿pero no era la resistencia pasiva más que un engañabobos que no llevaba a ninguna parte? El gobierno se plantea limitar el derecho de huelga: ¿pero no habíamos resuelto que las huelgas son la carnaza que conceden los gobiernos para distraer a las fieras? Hacer una convocatoria en internet será integración en banda criminal: ¿pero no decíamos que se nos va la fuerza por las teclas, que sólo somos una calderilla de revolucionarios del facebook? Pues mira por dónde, Manuela, que anuncian un nuevo código penal y va dirigido contra los pacíficos, que al parecer preocupamos mucho: ¿pero no éramos los pacíficos unos cándidos, unos inanes, unos estorbos, unos pa-nadas?